Cómo colgar cuadros y no morir en el intento

Cómo colgar cuadros y no morir en el intento. Belleza en tus paredes

25/07/2020

Puedes tener las imágenes más divinas, los marcos más resultones, el paspartú perfecto, pero si a la hora de colgar el cuadro lo sueltas contra la pared como el que lanza un frisbee… el desastre está servido.

Según la Real Academia de la Lengua belleza es “la cualidad de una persona, animal o cosa capaz de provocar en quien los contempla o los escucha un placer sensorial, intelectual o espiritual”.

En decoración uno de los objetivos más importantes que se persigue es esta belleza. Está claro que hay una parte subjetiva en todo el proceso de contemplar algo sobre la que no podemos operar. El filósofo Hume dijo que la belleza de las cosas reside en el espíritu que las contempla, pero a lo largo de la historia ha habido muchos artistas y pensadores que se han dedicado a intentar entender por qué hay ciertas cosas que nos resultan más agradables o bellas a los ojos a todos en general o al menos a la gran mayoría. Parece que tiene que ver con ciertas normas de proporciones, equilibrio y armonía, normas que se corresponden con la manera de percibir del cerebro humano.

Cada cosa en la vida tiene sus pequeñas reglas y el arte de colgar bien un cuadro no es una excepción. Conocer algunos trucos de cabecera te facilitará que el resultado sea más exitoso. Es muy incómodo tomar una mala decisión con algo que vas a ver cada día ante tus ojos.

Por eso hoy queremos darte las claves para que tus cuadros queden a la altura perfecta y en equilibrada composición.

 

Según el número de cuadros, cambian las normas a la hora de colocar

Dependiendo del número de piezas que quieras colgar tienes que prestar atención a diferentes parámetros.

  • Si es un solo cuadro:

Como norma general, la medida sería de unos 150 cm desde el suelo hasta la base del cuadro si este es de formato grande. En el caso de cuadros más pequeños se pueden colocar ligeramente por encima de la altura de los ojos (unos 170 cm).

Hay ocasiones en las que el cuadro va a formar parte de un conjunto visual mayor formado por un mueble, un sofá, un cabecero de cama… En ese caso habrá que alinearlo teniendo en cuenta las líneas horizontales y verticales imaginarias que se formen con las aristas del mueble (centrándolo si es en un hueco con elementos en todo el perímetro o en línea con el borde superior y lateral si está en un lado.

cabecero dormitorio

Y si va encima de un sofá, cama, estante, etc. Lo ideal es colgarlo de forma que la base quede a unos 20 centímetros de la línea superior del mobiliario.

  • Si son dos cuadros o más:
paredes cuadros

Piensa que el resultado final al colgar una composición de cuadros en una pared tiene que ser tal cual si fuera una sola pieza a la hora de mirarlo. La geometría no tiene por qué responder a la tradicional del cuadrado, rectángulo, etc, pero tenemos que perseguir un equilibrio y agradar a la vista. Un truco muy eficaz es “dibujar” con cinta adhesiva (cuidado que no sea muy pegajosa para no manchar la pared al quitarla) los contornos con las medidas de cada cuadro. Así podrás ir haciéndote a la idea sin tener que agujerear ni dañar la pared.

Otro tip muy práctico es pensar en las líneas horizontales y verticales imaginarias sobre las que vas a situar los cuadros.

Si son todos del mismo tamaño puedes disponerlos de manera que formen un cuadrado, un rectángulo o un aspa (dejando un pequeño espacio entre unos y otros que sea igual entre cada objeto).

Si son de diferente tamaño una opción es colocarlos en forma de collage. Evita que los más pequeños queden en el exterior.

Puedes pensar e inventar todo lo que quieras. ¿Quizás hacer dos grupos de composición separados, uno arriba de una línea recta y otro abajo? ¿O dispuestos unos a la derecha y otros a la izquierda de una línea vertical de forma simétrica?

Parte de los cánones pero despliega toda tu imaginación.

 

¿Y si el destino de un cuadro… no es estar colgado en la pared? 

cuadros en estanterias

Durante todo el texto hemos estado imaginando muchas maneras de colgar cuadros en la pared pero no hay que menospreciar la poética y la fuerza que evoca un cuadro apoyado en una estantería como si de un jarrón se tratara.

Este modo de colocación ofrece una sensación mucho más dinámica y fresca de las estancias en tu hogar y admite también fórmulas impensables cuando se trata de colgarlos, como por ejemplo “apilar” unos delante de otros jugando con los tamaños de los mismos, dejando ver solo parte del que se queda en la línea de detrás.

También podrías colocar un cuadro grande en una cómoda por ejemplo, siempre que la base no rebase las medidas de la cómoda, que el cuadro quede centrado entre una esquina y otra del mueble y en la línea de la trasera.

 

La intuición es la madre de los resultados especiales y personales en decoración. Confía en la tuya y decora tu casa a tu gusto siempre, pero, recuerda, la intuición no lo es todo.

FANN (Corte Inglés Castellana)
C/ Raimundo Fdez-Villaverde, 65
28003 Madrid
Tel 91.770.51.15
photofanncastellana@fann.es
FANN (Corte Inglés Princesa)
C/ Princesa, 47 (Edificio Laurel)
28008 Madrid
Tel 91.542.75.45
photofannprincesa@fann.es
FANN
C/ Lagasca 27
28001 Madrid
Tel 91.290.58.49
lagasca@fann.es
©MEGA CUADRO, S.A TIENDAS FOTOGRAFÍA Y ENMARCACIÓN
developed by MimbreStudio